Almejas a la Marinera

Recuerda que si necesitas pedir cualquier tipo de marisco para elaborar esta receta, puedes pedirlo directamente on line en marisco a domicilio, donde puedes encontrar marisco gallego de la mejor calidad.

Almejas a la Marinera. Aquí tenéis otra receta navideña por excelencia, las almejas a la marinera. Aunque es verdad que se comen todo el año cuando llega Navidad es muy común preparar las almejas de esta forma.

Ya os conté hace tiempo que en algunos sitios las almejas a la marinera se preparan con mucho perejil y sin pimentón, en otros sitios, como en Cádiz, si que se preparan con pimentón (y el perejil va al gusto) y también hay sitios donde las almejas marineras tienen que llevar cebolla, jamón o incluso gambas. Yo me he decidido por preparar la receta como más me gusta pero si tu buscas unas almejas marineras con perejil y sin pimentón pásate por esta receta de Almejas en Salsa Verde. Por cierto no dejes de leer al final de la receta en la que te daré algunos consejos y algunos enlaces a otras recetas de amigos blogueros. A la cocina!!

Almejas a la Marinera

Ingredientes para hacer Almejas a la Marinera (para 2 personas):

  • 500 gramos de almejas grandes
  • 3 dientes de ajo grandes
  • 50 ml de aceite de oliva (5 cucharadas)
  • 50 ml de vino blanco (5 cucharadas) (yo usé Fino de Jerez)
  • 50 ml de agua (5 cucharadas)
  • 1 cucharada pequeña con harina de trigo
  • 1/2 cucharada pequeña con pimentón dulce (yo usé Pimentón de La Vera)
  • sal
  • perejil (opcional)

Receta para hacer Almejas a la Marinera (para dos personas):

  1. Lo primero será limpiar bien las almejas para quitarle toda la arena posible. Ponlas en un cacharro bien tapadas con agua y un par de cucharadas de sal. Déjalas en remojo de 2 a 3 horas. Si no tienes tiempo déjalas al menos media hora. Pasado este tiempo escurrimos, enjuagamos bajo el grifo y volvemos a escurrir. Si ves alguna almeja rota mejor tirarla por si está muerta y estropea el resto del plato.
  2. En una sartén grande (para que las almejas no se amontonen) ponemos todas las almejas bien escurridas y los 50 ml de agua. Ponemos a fuego medio y tapamos (si la tapa es de cristal mejor, así podemos ver cuando se abren). Dejamos al fuego hasta que se abran todas las almejas meneando la sartén para que todas reciban el calor por igual.
  3. Cuando la almejas estén abiertas las pasamos a un bol y las tapamos con un paño húmedo (no chorreando) para que no se sequen. Colamos el caldo que queda en la sartén con un escurridor de tela o con gasas de malla muy fina para quitar la arena que hayan podido soltar las almejas. Ésto es especialmente importante si no pudimos tener las almejas en remojo demasiado tiempo. Reservamos el caldo.
  4. Pelamos los ajos y los cortamos en rodajas. En una sartén limpia ponemos el aceite y los ajos a fuego medio. Dejamos que el ajo tome color poco a poco, es importante que se doren pero sin que se quemen.
  5. Cuando el ajo esté dorado apartamos la sartén del fuego, esperamos 10 segundos y añadimos (en este orden) primero la harina y luego encima de ésta el pimentón. Removemos bien, añadimos el vino y ponemos de nuevo al fuego.
  6. Ahora hay que dejar que el alcohol del vino se evapore poco a poco, así que deja a fuego medio bajo y cuando lleve 5 minutos prueba la salsa con una cuchara, si notas un sabor extraño (es el alcohol del vino) deja un rato más y luego vuelve a probar.
  7. Cuando el vino esté bien reducido (y no sepa a alcohol) añade el caldo que tenemos reservado de cuando abrimos las almejas. Deja a fuego medio que se reduzca y cuando le falte poco para estar con el espesor que a ti te guste prueba de sal. Normalmente no hace falta añadir nada pero si ves que lo necesita añade una pizca de sal con la punta de los dedos.
  8. Ahora añade las almejas para que tomen calor y se mezclen con la salsa y espera a que termine de espesar ésta.
  9. Si quieres puedes espolvorear un poco de perejil fresco bien picado (yo no lo hice en esta ocasión y no es imprescindible). Y listo … fuera de la cocina y a comer!!

A comer:

¿Alguna ves has comido unas almejas a la marinera y has notado un sabor amargo o extraño en la salsa? Esto suele pasar porque se quema el pimentón (amargor) o porque no se reduce bien el vino (el sabor del alcohol no resulta agradable). Para que no te pase ésto sigue la receta paso a paso y no tengas prisa, las prisas traen consigo que aumentemos el fuego y se nos queme el pimentón o que añadamos el caldo demasiado rápido y no se evapore del todo el vino.

Por la misma razón que la anterior no añadas menos agua a la receta, tomate un ratito y deja que se reduzca la salsa poco a poco. Así garantizas que la harina queda bien cocinada y no sabe a cruda. Al final cuando reduzca quedará una salsa cremosa y que envicia con el pan. Compra bastante por que te garantizo que te faltará para mojar ;)

Para esta receta te recomiendo un Fino de Jerez, pero un Fino de Montilla-Moriles también te vendrá genial. Si no tienes usa un vino blanco de calidad, si puede ser seco mejor.

Para los que gustan de probar otras variantes podéis probar la receta de mi amigo Juan Ramón (De la Vista al Paladar) que lleva cebolla, un poco de tomate y una hoja de laurel. Yo he probado su receta y os garantizo que está de lujo, si quieres probarla pásate por aquí.

Otra opción para el que quiera unas almejas más contundentes son las Almejas Serranas al Fino Quinto de mi paisano Jose (Mi abuela no sabía cocinar) con su jamón serrano y su cebollita. Anímate a probarlas pasándote por aquí.

Espero que les guste la receta y que disfruten en la mesa con este plato. Pronto tendremos más recetas de cocina. Un saludo cocineros y cocineras.

PD: Fotografía original de Javi Recetas, si quieres usar esta imagen lee las condiciones de la licencia

This entry was posted on Martes, Diciembre 14th, 2010 at 18:34 and is filed under General. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. Responses are currently closed, but you can trackback from your own site.

Comments are closed.